Árbol o arbusto de crecimiento lento procedente de las islas canarias que dura muchísimos años, que alcanza los 9 metros, aunque llega a medir los 12 – 25 m de altura y unos 6-7 m de envergadura. Se trata de una planta de tallos suculentos de tallo único, que ramifica en altura y forma una gran copa formada por penachos de hojas al extremo de las ramas. Muy llamativo cuando la planta está en flor, seguidas durante el verano de bayas anaranjadas.

29,95  IVA incl.
Cultivo y cuidados:
 
El clima en el que se desarrolla es cálido o subtropical y da mejores resultados a una altitud de entre los 100 y 600 metros sobre el nivel del mar. 

Es exigente en cuanto a temperaturas, pues no soporta las heladas, ni siquiera las débiles. pero resiste la contaminación urbana y la 2º línea de mar.

No es exigente en suelos y  soporta el suelo calizo, pero no soporta la salinidad, prefiere suelos sanos y preferiblemente secos.

Soporta muy bien la sequía y no le gusta nada el exceso de agua. 

Hay que plantarla en una posición a pleno sol, aunque puede estar a semisombra, pero reduciendo su rusticidad, haciéndose más débil a las plagas.