Ardisia crenata Bospremium en maceta de 14 cm ø

Agotado

La Ardisia es un pequeño arbusto de hoja perenne que se suele cultivar como planta de interior, aunque también va bien en exterior en climas cálidos sin heladas. 

Son muy típicos sus frutos de color rojo intenso que se forman entrado el otoño y duran casi todo en invierno.

CUIDADOS

Exposición: Luz intensa, cerca de la ventana, aunque debe evitar el sol fuerte.  

Riego: Riego frecuente en verano y escaso en invierno. Puede regarse abundantemente cuando la planta está en pleno crecimiento, pero de forma moderada el resto del año para que no se pudran las raices.

Temperatura: Quiere un interior fresco, a ser posible sin calefacción o muy ligera.