La Frambuesa (Rubus ideaus en nomenclatura botánica) es, en efecto, una planta extremadamente rústica. Estamos ante una de las frutas del bosque más resistentes ya que resiste tanto inviernos fríos como veranos calurosos. Además se trata de una especie extremadamente oportunista ya que crece en los prados y en los claros de los bosques que se han formado tras una tala masiva o un incendio forestal.

Agotado

La Frambuesa es originaria del continente europeo y del norte del asiático. Es muy habitual encontrarla, sobretodo en zonas de montaña donde la precipitación anual supera los 800 litros.

Estamos ante una planta de hoja perenne bianual. Esto quiere decir que su desarrollo se produce en dos años: en el primero la planta crece, y en el segundo da los frutos. Pasados estos dos años la parte aérea desaparece, aunque al siguiente año nuevos brotes vuelven a surgir de la base de la planta.

Actualmente en el mercado europeo se pueden encontrar infinidad de variedades, siendo las de frutos rojos las más habituales