Fue vino de cereza, se convirtió en vinagre, lo maduramos en barrica de roble y lo maceramos con una reducción de cereza hecha al sol con mucha paciencia. Ideal para aderezar ensaladas varias. Genial para cocinar, por ejemplo, alcachofas asadas. Un vinagre frutal, donde se puede distinguir entre la acidez acética y la acidez cítrica de la cereza, así como el sabor que heredó del vino de cereza y la dulzura de la reducción. No hay nada igual en el mercado.

9,90  IVA incl.