Ciclamen (Cyclamen Persicum) colores variados en maceta de 12/14 cm

5,50 

El ciclamen es una de las plantas más populares de floración invernal.

Sus pétalos se plegan sobre sí mismos construyendo bellas y singulares flores que darán un hermoso toque de color en su jardín o terraza en los meses fríos (desde septiembre hasta la primavera).

Agotado

CUIDADOS Exposición: Evita que le den los rayos directos de sol y búscale zonas de sombra o media sombra, sobre todo, si está en un jardín. Cultivada en interiores, necesita una dosis diaria de luz intensa. Riego: Regar desde abajo (esto es muy, muy importante), no echando el agua directamente en la tierra. El método consiste en poner la maceta sobre un cuenco o tiesto mayor con agua hasta casi el borde de la maceta de agua. El agua penetrará por los agujeros inferiores de drenaje. Mantener por 15 minutos y escurrir. No repetirlo hasta que vuelva a estar casi seca, ya que demasiados riegos podrían pudrirla. Temperatura: Es una planta de exterior y aguanta perfectamente bajas temperaturas. En verano de 18-20 ºC y en invierno de 5-15 ºC. En interiores, colocar la planta en una habitación fresca, orientada hacia el norte y cerca de una ventana, aunque evitando la radiación solar directa. En interior hay que ponerla alejada lo más posible de fuentes de calor (estufas, radiadores) pues se pone triste: las hojas se abren y las flores se tumban.